martes, 2 de julio de 2013

Edificio España y Torre Madrid, rascacielos de Plaza de España

La blanca Torre Madrid y el rojiblanco Edificio España, vistos desde el extrarradio de la ciudad.
Torre Madrid y Edificio España, 2013. Foto: F. Chorro.
El edificio España fue todo un símbolo para el régimen franquista, que se aferraba a la autarquía a la vez que mostraba al mundo el denominado “rascacielos más alto de Europa”. Realmente, este llamativo edificio de ladrillo y piedra caliza impresionaba a los madrileños y turistas que acudían a la Plaza de España para verlo y tomar fotografías.

No era para menos dado el contraste en una época de penurias. El edificio España fue proyectado por los hermanos Otamendi Machimbarrena y construido entre 1948 y 1953 siguiendo el modelo americano de ‘pequeña ciudad’. Sin salir de él se podían llevar a cabo diversas gestiones, actividades comerciales, de ocio o gastronómicas, incluso disponía de un hotel de cuatro estrellas en su interior, además de viviendas.

Los datos eran espectaculares para la época: casi 111 metros en 28 plantas, 32 ascensores, pasillos interconectados y cinco salidas al exterior. Suministro de agua independiente para caso de emergencia, con 400 toneladas en los alto del edificio, y energía autónoma con una central de dos grupos electrógenos, 96 motores y un tanque de combustible. Se levantó sobre un solar de 4.460 metros cuadrados, con un coste de 200 millones de pesetas.

Una torre de 35 plantas

El rascacielos blanco visto desde la Gran Vía cierra la visión lineal al final la calle.
Torre Madrid, desde Gran Vía. S.C.
Los mismos arquitectos batieron su propio récord de altura poco después, levantando al lado de esta mole un edificio aún más alto, la Torre Madrid, de 142 metros y 35 plantas, 12 ascensores, 1.500 ventanas y 2.510 puertas. Para esta torre se utilizaron los ascensores más rápidos del momento, con una velocidad de tres metros y medio por segundo, todo un adelanto en los Madriles de aquella época.
Esta torre, construida entre 1954 y 1957 se planteó para atender diversas funciones de tipo administrativo, comercial y recreativo. Se edificó con hormigón sobre un solar de 2.724 metros cuadrados y su coste fue de 18 millones de pesetas.

Estos dos edificios han concentrado durante muchos años numerosas compañías aeronáuticas, constructoras, inmobiliarias, publicitarias, constructoras y otras empresas interesadas en estar en el núcleo turístico, comercial y financiero formado en sus proximidades por la Gran Vía, la calle Princesa, el Palacio Real y la Puerta del Sol.
El edificio España fue reformado en su fachada durante 2012 y permanece cerrado, mientras que la Torre Madrid se fue vaciando de empresas en los últimos años, aunque posteriormente se han habilitado viviendas para la venta o alquiler, acogiendo a algunos famosos del cine y la televisión.

1 comentario:

  1. DESDE LA PLAZA DE ESPAÑA SUBIENDO POR LA GRAN CUESTA, SE DIVISA TELEFÓNICA COMO UNA JOVEN ESBELTA

    ResponderEliminar