martes, 10 de septiembre de 2013

El Oso y el Madroño, bandera de Madrid

El escudo de Madrid con borde azul ancho que incluye las siete estrellas. El el centro, el oso apoya las patas delanteras en el tronco del madroño.
Escudo de Madrid
La bandera madrileña es de color rojo carmesí con el escudo en el centro. En ocasiones se ha confundido su color con el morado porque, según algunos historiadores, los viejos pendones, cuando estaban deslucidos parecían más bien morados.
 

El escudo de Madrid tiene la siguiente descripción heráldica: "De plata, un oso de sable apoyado en un madroño sinople, frutado de gules. Bordura de azur (azul), cargada de siete estrellas de plata. Al timbre, corona real abierta". Lo que viene a ser: un fondo plateado con un oso negro apoyado en un madroño verde o natural con sus frutos rojos, enmarcado con banda azul con siete estrellas de plata, y sobre ello una corona real. 

Origen del escudo de Madrid 

Según los historiadores, el origen del escudo madrileño es similar al de otros escudos medievales, y se remonta al siglo XII: los escudos, comenzaron a decorarse como insignia de guerra para distinguir a unos caballeros de otros en sus ropas y armaduras. De este modo, el caballero llamado García pintaba en su escudo una garza o el llamado Chaves, una llaves, para que le reconocieran sus aliados. 
La bandera izada sobre un mástil ondea ante un edificio histórico.
Bandera de Madrid. Foto: Santi Castaño

Como era costumbre que los concejos también enviaran tropas a la guerra, adoptaron igualmente un escudo distintivo. Las tropas madrileñas que participaron en el cerco que Fernando III el Santo puso a Sevilla ocupada por los musulmanes, llevaban ya un escudo distintivo. Por entonces, el escudo era el dibujo de un oso al lado de una torre. Luego la torre se eliminó porque el escudo se confundía con otros castellanos.

Hay una leyenda que dice que el rey Alfonso XI cazó un oso pardo muy grande en uno de los montes de Madrid, al que se llamó ‘el del pardo’, y por eso se colocó su imagen en el escudo de Madrid. El oso apoyado sobre el madroño fue elegido por el Concejo medieval como escudo para diferenciar sus posesiones de las de la Iglesia madrileña, que utilizó un ‘oso pasante’. La bordura de estrellas hace alusión al claro cielo de la región madrileña.

El escudo de Madrid aparece por primera vez en documentos del año 1381, durante el reinado de Juan I en Castilla. El sello, de cera, aparece deteriorado, lo que demostraría que con anterioridad se había utilizado en numerosas ocasiones.

El actual escudo está inspirado en el escudo más antiguo de Madrid que se conserva en piedra, pieza única adosada a la fachada de un edificio de la calle Segovia 21. 

La osa
 
Estatua del Oso y el Madroño, de bronce y granito, instalada en un lateral de la Puerta del Sol, frente a la calle de Alcalá.
El Oso y el Madroño. Puerta del Sol. Foto: A. Castaño
El oso del escudo de Madrid en realidad es una osa, según el director del Archivo Histórico de la Villa José María Bernáldez Montalvo. En una petición enviada por el Concejo de Madrid al rey Carlos I, en las Cortes reunidas en Valladolid en1548, para mejorar el escudo de la Villa. Bernáldez decía: "Otrosí, al blasón de este Concejo, que lleva una osa e un madroño en campo blanco, se sirva Vuestra Majestad otorgar que lleve una corona dentro del escudo, o una orla azul con siete estrellas de ocho rayos, en señal del claro y extendido cielo que cubre esta Villa" . En heráldica, las hembras simbolizan la fecundidad y la abundancia.

Sobre el madroño del escudo hay varias versiones. Una dice que este árbol, que no crece espontáneamente en Madrid ni alrededores, se debe a las disputas con la Iglesia por los bosques. Otra, que es una asociación de ideas al tener en común Madrid y madroño la sílaba ‘mad’, una costumbre arraigada en los simbolismos medievales. Otra teoría señala que se consideró un madroño porque sus frutos son rojos, para contrastar con el verde de las hojas.

El Oso y el Madroño es símbolo de Madrid. Una escultura del mismo se encuentra instalada en la Puerta del Sol desde 1967, aunque ha tenido diversas ubicaciones dentro de la misma. Es obra del escultor alicantino Antonio Navarrete Santafé.

2 comentarios:

  1. Me parece muy interesante esta entrada, te invito a conocer nuestras secciones de www.rincondelcomecocos.com que seguramente te puedan interesar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Me parece una web muy amena, con artículos interesantes y curiosos.

      Eliminar