viernes, 31 de mayo de 2013

Olga Ramos, el cuplé más castizo

Olga Ramos (1918-2005) fue la más genuina representante del cuplé en España, la última gran estrella de un género que prácticamente ha desaparecido de los escenarios, pero que hizo furor en las primeras cuatro décadas del siglo XX. La gracia de su canción, su elegancia y talento reconocidos mantuvieron vivas composiciones que forman parte de la historia de Madrid. Olga era madrileña de corazón y madrileñista por vocación. El pueblo de Madrid la considera una de sus hijas ilustres y ella le rendía homenaje cada noche en su local de la calle La Palma 51. 

El penúltimo cuplé, biografía de Olga Ramos escrita por Antonio D. Olano
Portada libro de Antonio D.Olano
Trinidad Olga Ramos Sanguino nació en 1918 en Badajoz. Cursó los estudios básicos y se diplomó en el Conservatorio provincial de Badajoz, donde estudió solfeo y violín. A los once años llegó con su familia a Madrid, donde fue trasladado su padre, que era militar. Vivía en un piso del número 9 de la calle Cardenal Cisneros y amplió sus estudios en el Conservatorio de Madrid, alternándolos con los de arte dramático en el Teatro María Guerrero. Hacia 1931 la familia se trasladó al número 12 de la calle Sagasta.


Vivió la guerra civil en Madrid, periodo en los que inició sus primeras actuaciones profesionales. Por entonces en los cines había música en directo antes y después de las películas y ella trabajaba en los recitales del cine Bilbao, en la calle de Fuencarral. Tras la guerra, formó parte de la Orquesta Fémina, integrada por ocho chicas, que actuaba en Cunigan, en los bajos del cine Bilbao; en York Club, el Teatro de la Zarzuela, Pasapoga o el Maravillas. De ahí pasó a La Tropical, en la glorieta de Cuatro Caminos, y luego al café de La Montaña, en los bajos del hotel París, en la calle de Alcalá, junto a la Puerta del Sol.

El Cipri y Olga María

Más tarde actuó en Tetuán y Tánger (Marruecos) y a su vuelta fue contratada para formar parte de la orquesta mixta del café Universal, en la Puerta del Sol, dirigida por el que después sería su esposo, Enrique Ramírez de Gamboa, ‘El Cipri’, músico e intérprete de orquesta. Posteriormente, Olga Ramos marchó contratada a Zaragoza y luego hizo una gira por todo el norte del país, actuando en los mejores cafés-concierto. Veinte años actuaron juntos Olga Ramos y el Cipri en el Café Universal y cuando éste cerró pasó con su orquesta al café Varela, en la calle Preciados.

Durante el otoño de 1978, Olga actuó con gran éxito en México, lo que le valió el papel protagonista de la película Boom. Con anterioridad fue protagonista de la película Leyenda Rota, de Florián Rey, y en 1990 participó en la famosa serie de televisión Los años vividos. Recibió numerosos premios y en sus últimos años cedió el relevo a su hija, Olga María, que además es autora de cuplés, letra y música. Madre e hija grabaron en 1996 el disco Madrid, entre Cuplés y Canciones.

3 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por incluir la biografía de mi madre Olga Ramos que, por otra parte, era imprescindible en un Blog tan castizo; Ella fue muy grande como usted bien dice.
    Espero que venga a verme actuar para darle las gracias personalmente.
    Afectuosamente

    ResponderEliminar
  2. Será un placer, Olga María. Te agradezco tus palabras, para mí son un estímulo. Que sigas teniendo éxito en tus espectáculos.

    ResponderEliminar
  3. Además de su vida hay datos muy interesantes para todos los que aman Madrid.

    ResponderEliminar