miércoles, 12 de marzo de 2014

Manolo Santana, el campeón de tenis que conquistó Wimbledon

Santana, con su eterna sonrisa, levanta sobre su cabeza el trofeo de Winbledon 1966, una gran copa plateada. Viste la habitual camiseta blanca de la época. Al fondo, el público en sus asientos.
Santana en Wimbledon, 1966. Foto: RTVE (No-Do)
Manolo Santana, el primer tenista español que ganó el Campeonato de Wimbledon, ha sido un personaje clave en la historia del tenis en España. Su popularidad fue inmensa en los años 60, por los numerosos trofeos conseguidos y por la afición creada por este deporte, que tan excelentes resultados ha dado posteriormente al país.

A lo largo de su carrera, Manolo Santana ganó cinco títulos de Grand Slam, formado por los cuatro torneos más prestigiosos del mundo. En el torneo francés de Roland Garros triunfó en 1961 y en 1964, derrotando en ambos casos en la final al italiano Pietrangeli, y en el mismo torneo triunfó en 1963 formando pareja con Roy Emerson; logró un Open de Estados Unidos en 1965, y se alzó con el trofeo del Campeonato de Wimbledon (Inglaterra) en 1966.

En Wimbledon 1966, el más prestigioso torneo conquistado por Santana, el tenista español se impuso en la final al estadounidense Dennis Ralston. Se cumplían 30 años desde que el tenista inglés Fred Perry lograra la última victoria europea en el más antiguo de los campeonatos internacionales de tenis. Antes, Santana había tenido que derrotar al japonés Watanaba (5-7, 3-0 y abandono de Watanaba por lesión), al canadiense Belkin (6-0, 6-1, 6-2), al estadounidense M. Riesen (6-3, 6-2, 10-8), al inglés B. Wilson (6-2, 6-3, 1-2 y abandono de Wilson por lesión) y a los australianos Ken Fletcher (6-2, 3-6, 8-6, 4-6, 7-5) y O. Davidson (6-2, 4-6, 9-7, 3-6, 7-5).

También en 1966, Santana conseguía el Torneo de Campeones, disputado en Quebec (Canadá), y además participó en las finales del Torneo de Gstaad (Suiza), en los Internacionales de Suecia y en el torneo Forest Hills. En ese campeonato norteamericano se impuso al sudafricano Cliff Drysdale, tras eliminar a Fontana (Canadá), Lara (México), McKinley (Estados Unidos) y Palafox (México). Fue el primer español, y el primer europeo en 29 años, en recibir este trofeo neoyorquino. Luego, en 1967, ganó el trofeo de Johannesburgo (Sudáfrica). 

El deportista, en traje de calle y corbata, entrevistado por un periodista mientras está de pie rodeado de gente. Era su época de máxima popularidad.
Manolo Santana, años 60. Foto:RTVE (No-Do)

Mejor jugador ‘amateur’ del mundo 

Dotado de una gran técnica y una notable inteligencia para el tenis, los mejores recursos de Santana en la cancha eran la velocidad en los desplazamientos y su prodigiosa muñeca, con el característico ‘toque y efecto’, que le convirtieron en uno de los mejores jugadores en tierra batida de los todos los tiempos.

En total ganó 37 torneos, incluidos los cinco trofeos de Grand Slam, siempre como jugador ‘amateur’, ya que hasta 1968 las grandes competiciones internacionales estaban reservadas exclusivamente a amateurs, designando así a los que no recibían un sueldo o ayudas económicas por jugar. Santana fue elegido mejor jugador ‘amateur’ del mundo, encabezando la clasificación mundial en 1966.

Con el equipo español en la Copa Davis, donde debutó en 1958, demostró ser un tenista excepcional. De 119 encuentros disputados, ganó 91 veces: 69 de 85 partidos individuales y 22 de 34 partidos de dobles. En este campeonato permaneció invicto cinco años en la zona europea. Fue ocho veces campeón de España y tres de la Copa Galea, la máxima competición europea para tenistas menores de 21 años.

Santana se retiró oficialmente en 1973, aunque reapareció en ocasiones para disputar el Campeonato de España. Desempeñó el cargo de capitán español del equipo de Copa Davis entre 1980 y 1985, y volvió a asumir el cargo entre 1995 y 1999. Después fue comentarista para varias cadenas de televisión y colaboró con periódicos deportivos. Y, en los últimos años, director del Masters Series Madrid, luego Open Madrid Mutua Madrileña, además de director de formación tenística para un establecimiento hotelero.

De recogepelotas a campeón galardonado

Manuel Martínez Santana nació en Madrid el 10 de mayo de 1938. Fue el segundo hijo de los tres que tuvo el humilde matrimonio formado por Braulio Santana y Mercedes Martínez. ‘Manolín’, como le llamaban de niño, tuvo su primer contacto con el tenis como recogepelotas en el madrileño Club Velázquez, en la calle del mismo nombre, donde practicaban el tenis los hijos de familias acomodadas. No le pagaban sueldo, pero recibía las propinas de los socios del club a los que entretenía jugando al tenis mientras esperaban a sus acompañantes. Pronto empezó a retarlos a jugarse con él un duro (moneda de cinco pesetas) para conseguir más ingresos. Con los años llegaron los triunfos, primero en el propio club en el que se formaba y luego en los Campeonatos de Madrid y de España.

Como reconocimientos a su gran labor profesional, el tenista madrileño ha recibido, entre otras, la Medalla de Oro al Merito Deportivo, la Gran Cruz de Isabel la Católica, la Medalla de Oro de la Villa de Madrid, la Gran Cruz de la Real Orden del Merito Deportivo y la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid.

2 comentarios:

  1. ...torneo WTA Madrid 2015, semifinal...los comentaristas de TV decían...¿qué le pasa a la nº 1 mundial, no se mueve, no se puede ganar andando?... Yo les diré lo que pasa: que intenta seguir 10 años más (uf) aburriendo con el saque y moverse lo mínimo. El Tenis es juego largo, arte...y no el cuento del saque y poco más para echar espectadores de las gradas. Los "grandes sacadores" = "grandes aburridores". Fácil solución: acercar ½ metro la línea transversal del cuadro de saque hacia la red. Se acabó el cuento de los "grandes sacadores/aburridores"... Pero...(Arantxa...) ¿es que a nadie en el mundillo del Tenis se le ha ocurrido entrenar a CAROLINA MARIN?...maravillosa campeona mundial de badmington. Carolina tiene arte, potencia, reflejos y psicología de sobras para jugar Tenis... Sería fantástico verla en el Tenis. Carolina...tú puedes. ((Ellos/Ellas pueden, porque creen que pueden...(Virgilio, poeta de la Antigua Roma)).

    ResponderEliminar